Reparación de la vía del trenillo tras las fuertes lluvias (3/6)

Mapa del Instituto Geográfico Nacional donde se puede observar, aún, restos del puente en el río Jabalón por el que pasaba el trenillo y que fue afectado por las lluvias de 1895.
Mapa del Instituto Geográfico Nacional donde se puede observar, aún, restos del puente en el río Jabalón por el que pasaba el trenillo y que fue afectado por las lluvias de 1895.

En esta carta, del 4 de noviembre de 1895, el hijo de Pedro Ortiz de Zárate sigue manteniendo informado a D. José María de Zavala sobre la reparación de la vía del trenillo: habilitación de la vía para que pueda circular un tren de trabajos para realizar la reconstrucción de los terraplenes que se vinieron abajo tras las grandes lluvias y que darán paso seguro a los trenes de viajeros y mercancías:

Querido amigo José Mª: Muy poco es lo que hoy puede detenerme en escribirle, pero aunque es mucho lo que tengo en qué entretenerme no quiero crea Vd. olvido mi deber de tenerle al corriente de todo, y a grandes rasgos voy a hacerlo:

Ayer pasé en la primera locomotora el Jabalón, y el puente provisional habilitado con objeto de que un tren de trabajos se formara del lado de allá del río (cuya dificultad estribaba en vía sobre pilotes pasar una locomotora) que formara o hiciera de nuevo los 16 metros de terraplén llevados por las aguas; terraplén que quedará terminado pasado mañana, y dando por consiguiente paso franco y seguro a los trenes de viajeros y mercancías hasta muy entrado el Kilómetro 42 o sea cerca de la Calzada.

Desde mañana, serán dos los trenes de trabajos, uno que terminará el terraplén del Jabalón y luego transportará piedra para las obras de fábrica que efectuará Visedo sin entorpecer la circulación de trenes, y el otro que levantará con nuevas tierras transportadas también de la trinchera del alto, los dos terraplenes cortados también por las aguas cerca de la Calzada.

Resumiendo, pasado mañana llegan los trenes de mercancías y viajeros, sin la menor exposición, a el Kilómetro 42 y dentro de ocho días corren la línea de punta a punta.

Tanta actividad y pronta reparación de la vía se debe al haberse encontrado aquí Visedo; y un buen maestro carpintero de Alicante, y al celo y entusiasmo de la mayor parte de los empleados, cuyo proceder en todos los casos dificultosos que se presentan, es admirable.

Otro día es en el que me ocuparé de detallarle cómo, al comprobar los primeros eses que figuran en el Estado facilitando de Ingresos por Ibarra, me encuentro con que en todos está equivocado. Esto será objeto de otra carta.

Por lo relacionado que está con el ferrocarril todo lo referente a nuestra mina, otro día le enteraré de la marcha de la misma, por más que el Conde, no dudo lo hará, con más detalle y de palabra.

Cariñosos recuerdos a Trinidad, sus hijos, y Mademoiselle de su amigo.

Perico.

Fuente: Documentación depositada en FSS por la familia Martínez de Pisón Verástegui. Del archivo de la  Fundación Sancho el Sabio.

 

Deja un comentario