Los socialistas no conmemoran la República en Calzada

Periódico El Pueblo Manchego, 16 de abril de 1932.
Periódico El Pueblo Manchego, 16 de abril de 1932.

El sábado, 2 de enero de 1932, fue declarada una huelga en Calzada de Calatrava por obreros simpatizantes del PSOE y que afectó a la recolección de la aceituna. Al día siguiente, patronos y representantes de los trabajadores se reúnen sin llegar a ningún acuerdo (los patronos están dispuestos a pagar 3,50 pesetas diarias pero no las 4 pesetas que han propuesto los representantes). Sin embargo, son muchos los obreros que sí la aceptan y se incorporan a la recogida de la aceituna. Los obreros socialistas se dirigen al campo para impedir que los demás trabajen y se producen serios altercados con la Guardia Civil.

Días anteriores a la huelga, visitó Calzada el gobernador civil, Luis Doporto Marchori, siendo recibido por el alcalde socialista Eduardo de la Rubia Ráez. En la Casa del Pueblo es mal recibido y abucheado.

Aprovechando estos sucesos, los concejales, ante el gobernador civil,  acuerdan la destitución del alcalde socialista, siendo sustituido por Gerardo Molina García. Esta tensa situación da lugar a que los socialistas no asistan a la conmemoración del primer aniversario de la Segunda República. Así lo narran en el Pueblo Manchego:

Nuestro buen amigo y alcalde don Gerardo Molina García, con el fin de dar todo el realce posible a la fiesta nacional por aniversario de la República (máxime si tuvo en cuenta que por aquella época fue elegido presidente, pero sin efecto por orden superior), publicó un bando invitando al pueblo a conmemorar esa efemérides.

En efecto, los calzadeños y no calzadeños correspondieron al llamamiento.

El comercio cerró sus puertas desde por la mañana y la mayoría no trabajaron en sus diversos ramos.

Por la mañana, la banda municipal de música recorrió las vías principales de la población, tocando alegre diana y anunciando, a su vez, el programa de festejos que la comisión había preparado.

A las diez, se distribuyeron limosnas en pan y en metálico a centenares de hombres, mujeres y niños, así como también a los enfermos necesitados y paralíticos que no pudieron asistir al lugar, en donde se hizo la dádiva.

Esta obra de amor y caridad para el necesitado merece un aplauso efusivo a su iniciador.

Acto seguido la banda ejecutó varias obras de concierto en la plaza del Ayuntamiento, siendo escuchados con grande atención por las personas que allí se habían congregado, las que aplaudieron con grande entusiasmo a su director señor Izquierdo y demás músicos.

Hicieron su presentación en el Ayuntamiento, para hacer pública su adhesión al gobierno actual, el Comité Republicano Radical de esta localidad, compuesto de su presidente don Ramón Valencia Serrano, vicepresidente don Pascual Molina, secretario, don Ramón García, tesorero don Rafael Delmas y demás vocales; así como también don Isidoro Ciudad Vallez, presidente de Acción Republicana.

Por la tarde se celebró un bonito partido de balón, al que asistieron las autoridades y banda de música municipal yendo desde la casa Ayuntamiento hasta el campo de juego en manifestación cívica todos los aficionados.

Terminado el partido las autoridades se trasladaron a las Casas Consistoriales, donde se iba a celebrar la recepción de honor a la fiesta nacional. Se congregaron en el salón de actos todos los concejales, menos los socialistas con su presidente, el teniente de la guardia civil, los señores médicos farmacéuticos, maestros nacionales, de ambos sexos, oficiales de correos, fiscal municipal y otros invitados, a los que se les obsequió con dulces, licores y habanos.

Hizo uso de la palabra el alcalde para manifestar a los asistentes el fin del acto que se realizaba, pidiendo la cooperación de sus compañeros presentes para realizar una obra sana y de gran provecho para la población, ya que guiado de su buena fe y quiere el engrandecimiento de su pueblo natal. Los Sres. Maldonado Fournier, Carlos y Camacho don Buenaventura, brindaron por el progreso de la patria, por la paz y justicia para el pueblo. Para complacer al señor alcalde, uno de los maestros nacionales dirigió la palabra a los presentes haciéndoles saber que hablaba no como político, sino como educador y fiel servidor de su Patria, sirviéndole de tema la escuela actual y educación que en ella se realiza. Durante el acto la banda de música ejecutó selectas obras, terminando con vítores a España, al Gobierno y al pueblo de Calzada.- C.

El Pueblo Manchego, 16 de abril de 1932.

Deja un comentario