Testimonios de Cuenca sobre la construcción del convento en La Calzada

La Casa Corregidor de Cuenca: Fue demolida a mediadas del siglo XVIII, y en el solar que aquélla ocupaba se erigió el edificio que hoy subsiste.
La Casa Corregidor de Cuenca: Fue demolida a mediadas del siglo XVIII, y en el solar que aquélla ocupaba se erigió el edificio que hoy subsiste.

Gabriel López de Haro, escribano del Rey nuestro Señor y Mayor perpetuo del Ayuntamiento de la muy noble y muy leal ciudad de Cuenca, cabeza de provincia y una de las del número de voto en Cortes de estos reinos de Castilla y León, certifico y doy fe que en el que tuvieron los señores Justicia y Regimiento de dicha ciudad, hoy, día de la fecha, en que asistieron especialmente los señores don Sebastián Antonio de Laiseca Alvarado, Corregidor y Justica Mayor, Capitán a guerra y Superintendente general de dicha ciudad y su Provincia, por Su Majestad; don Marcos de Morales y Jaraba, Regidor Decano; don Felipe Sánchez Ramírez de Torre, don Alonso de Pedraza y Pacheco, Caballero de la Orden de Calatrava, don Julián Jordán de Landa, D. Francisco Castillo y Jaraba, don Francisco Cerdán de Landa, don Juan Jordán de Landa, don Diego Maestre y Polanco, don Diego Ventura del Castillo, don José de Olivares Arnedo, don Pedro Justiniano, don Francisco Javier Burillo, don Felipe Velázquez de Cuellar y don Francisco de la Vega, Regidores Capitulares de dicho Ayuntamiento, a que asistió don Pedro Morales y Jaraba, Procurador general de la tierra, se presentó el Memorial del tenor siguiente:

(Ahora el Memorial de Fr. José de Illescas.)

Y por la ciudad visto, oído y entendido el dicho Memorial, habiéndose juntado con cédula de llamamiento ante diem para resolver su contenido, unánime y conforme dijo que, respecto de que la fundación no es de Religión capaz de dominio en común ni en particular, y siempre que por Su Majestad (q. D. g.) se mande informar sobre ella, prestará esta ciudad su consentimiento, como no siendo necesario que precede Real orden, por la calidad de la fundación, desde luego consiente en ella, y que se dé por testimonio, con que se conformó el señor Corregidor. Como todo lo referido consta de dicho Memorial y acuerdo de la ciudad hecha en esta razón, que queda en su libro Capitular, a que me remito, y en fe de ello, de pedimento de la parte de la sagrada Religión de Menores Capuchinos de las dos Castillas, doy el presente, sellado con el sello de armas de este muy noble y muy leal ciudad de Cuenca, en ella, a doce de agosto de mil setecientos veinticuatro.- En testimonio de verdad, Gabriel de Haro, Secretario.

Fuente: Convento de capuchinos de Calzada de Calatrava (A. de Palazuelo).  

Deja un comentario