Asentamiento en Fuente del Moral

Los asentados, que fueron en total 42, con las yuntas cedidas para la labranza de la finca.
Los asentados, que fueron en total 42, con las yuntas cedidas para la labranza de la finca.

El Instituto de Reforma Agraria se hizo cargo de la encomienda Fuente del Moral, situada a pocos kilómetros de Calzada de Calatrava en la falda de La Atalaya, que tenía 2.300 fanegas de tierra entre viñas, huertas y olivos y 800 ovejas, 300 cerdos y 22 pares de mulas de ganado. La finca fue revisada por dos peritos del Estado y el propietario. Éste y el alcalde de Calzada tuvieron que desplazarse a Madrid con el propósito de avanzar en la operación de asentamientos en parcelas por agricultores de este pueblo. Hay que recordar que anteriormente, el 2 de abril de 1936, en la provincia de  Ciudad Real destaca el asentamiento de 66 yunteros en Huertezuelas, una de las pedanías de Calzada de Calatrava.

La entrega de la finca Fuente del Moral al Estado, propiedad de Emilio Fernández, se llevó a cabo el 27 de mayo de 1936 con el objetivo de que la Comunidad de Labradores del pueblo de Calzada de Calatrava la explotara colectivamente. A este acto de entrega asistieron el director general de Reforma Agraria, Adolfo Vázquez Humasque, junto con su secretario Alfonso Ayensa, el jefe del Servicio de Montes Miguel Gascón y el encargado de prensa del Instituto  Cesáreo Pérez Abascal. Otras personalidades que asistieron fueron el ingeniero jefe del Instituto de Reforma Agraria de Ciudad Real, Andrés Abásolo, el alcalde y concejales de Calzada y el teniente de la Guardia Civil.

El director del IRA, Andrés Vázquez, dirigiendo unas palabras a los asentados.
El director del IRA, Adolfo Vázquez, dirigiendo unas palabras a los asentados.

El director del IRA fue recibido en la finca, a las dos de la tarde, por sus propietarios –Emilio Fernández y su señora- siendo saludado por los asentados a los que dirigió unas palabras sobre el entusiasmo y empeño que debían de poner en el cultivo de la finca ya que se había convertido en propiedad suya. Les informó también de que el ministerio de Agricultura estaba cumpliendo los compromisos que el Gobierno del Frente Popular había contraído con los campesinos convirtiendo a éstos en propietarios de terrenos que, hasta la fecha, habían sido de propiedad particular. También afirmó que cuando los trabajos de los agricultores aumenten la producción los poderes se encargarán de buscar mercados para consumir lo que vais a producir en esta como en otras muchas fincas que se están socializando. Una vez terminado su discurso se llevó a cabo la firma del acta de cesión y el matrimonio Fernández-Dikinson obsequió a los invitados con un almuerzo en la mencionada finca de Fuente del Moral.

El director del IRA y sus acompañantes, una vez hicieron una visita guiada por la finca, acompañados del dueño, dedicó grandes elogios a la forma de explotación que se estaba llevando en la finca y a sus instalaciones de cuadras, bodega y fabricación de quesos.

Emilio Fernández y su señora, dueños de la finca Fuente del Moral.
Emilio Fernández y su señora, dueños de la finca Fuente del Moral. El esposo fue Jefe local de la Unión Patriótica de Calzada de Calatrava a finales de los años 20.

Como director de este proyecto de asentamiento se nombró al ingeniero Antonio Fernández Vicente que consistía en la ocupación temporal por cuatro años por parte de agricultores de Calzada de Calatrava, prorrogables hasta nueve años. Los piensos, aperos, estercoleros, semillas y semovientes que había en la finca pasaran, igualmente, a ser propiedad de los asentadores. Una vez terminado dicho plazo, la finca volvería a sus dueños o pasaría a ser propiedad del IRA, previa indemnización.

Tras el almuerzo, el señor Vázquez accedió a facilitar a los periodistas sus impresiones sobre el proyecto de  Reforma Agraria, que comenzó en el año 1932:

La Mancha se encuentra, en este año, con dificultades para el cultivo de secano, por lo que el año será muy malo, quedando muy reducida la cosecha por el mal tiempo aunque otro tipo de cultivos pueden salvarse. Tengo una opinión positiva del campesino manchego ya que, junto con Extremadura, La Mancha es una de las regiones donde se puede llevar a cabo la Reforma Agraria en mejores condiciones, por lo que se harán los máximos esfuerzos para dar confianza al campesino, que deben saber que la Reforma no puede hacerse en un solo año.

Entre las dificultades con que podemos encontrarnos está la endeblez de la tierra, ya que en general, como son malos terrenos, es preciso hacer lotes mayores que produzcan mayores recursos con menos rendimiento y, sobre todo, usar sistemas de regadío.

Se invertirán 405 millones de pesetas en asentamientos, debiendo tener la prioridad de hacerlos primero en Salamanca y Toledo y después en Extremadura y Andalucía, a las que seguirá la Mancha. Esto es debido a que en Toledo y Salamanca es donde más se ha perseguido a los campesinos, siendo en ocasiones acorralados por los propietarios llevándolos a una verdadera desesperación, por lo que es lógico que el Gobierno los atienda preferentemente.

Foto aérea de la finca de Fuente del Moral. © Antonio Campos.
Foto aérea actual de la finca Fuente del Moral. © Antonio Campos.

Sobre las 5 de la tarde iniciaron el regreso a Ciudad Real, si bien antes llevaron a cabo una visita al histórico Sacro Convento de Calatrava la Nueva. A los pocos días de este acuerdo, entre el Gobierno del Frente Popular y el matrimonio que en abril de 1933 puso a disposición su finca para celebrar un ágape en honor de los oradores que participaron en el famoso mitin de La Molineta, comenzó una nueva Guerra Civil entre españoles, la quinta desde la Guerra de la Independencia, y el socialista Manuel Alcaide Viso fue elegido miembro de la Junta Calificadora de Expropiación de Fincas Rústicas en Calzada de Calatrava.

Deja un comentario