Ceremonias con las que se concluye la comida: retirada de los vasos

el castillo de Salvatierra visto desde el Sacro Convento de Calatrava. Foto de Carmen Rocha.
El castillo de Salvatierra visto desde el Sacro Convento de Calatrava. Foto de Carmen Rocha.

Cuando el que sirve de primero va a quitarle el pan al Prelado el que sirve de segundo lo sigue a una distancia prudencial de cuatro pasos, coge con la mano derecha el plato y el vaso del Prelado –haciéndole venia antes y después- y lo lleva a una mesa de piedra que está al lado de la catedrilla fuera de todas las demás mesas. El que sirve de tercero hace lo mismo con el plato y el vaso del Superior –con la mano derecha- y con el vaso del Anciano más antiguo del choro de aquel –con la mano izquierda-, guardando una distancia de unos seis pasos respecto del que sirve de segundo, de tal forma que cuando le vaya a quitar el plato y vaso del Superior esté ya quitado el plato y vaso del Prelado. Todos los que sirven continúan quitando todos los demás vasos de los religiosos teniendo en cuenta que:

  • Al religioso más antiguo del choro izquierdo se le quita con la mano izquierda y con la derecha al que está a su lado.
  • Al religioso segundo más antiguo del choro derecho con la mano derecha y al que está a su lado con la mano izquierda.
  • Salvo al Prelado y Superior el vaso se les quita sin plato haciendo una pequeña inclinación con la cabeza y, el mismo tiempo, el religioso o Caballero a quien se lo quita baja la cabeza pero no se quita el bonete o sombrero.
  • De esta manera continúan quitando los vasos hasta el más nuevo de uno y otro lado, incluidas las mesas desnudas si alguien come en ellas.
  • Si alguien come en la gradilla, por habérsele puesto penitencia y no se le concedió misericordia o se le concedió para que comiera en segunda mesa, uno de los que sirve le quita juntos el vaso, el plato y el pan que le ha sobrado, haciéndose venia.
  • Al Anciano Presidente nunca se le quita el vaso con plato. Cuando el que preside el refectorio es el Superior, se le quita el vaso y el plato.
  • Los que quitan los vasos comienzan por el más antiguo de cada uno de los choros, teniendo en cuenta que al más antiguo del choro derecho se le quita el vaso con la mano derecha y al siguiente del mismo lado con la mano izquierda y al más antiguo del lado izquierdo se le quita con la mano izquierda y al siguiente del mismo choro con la mano derecha. Esto se hace para que no se crucen o truequen las manos al quitar los vasos.
  • Si el Presidente es Anciano y no Prelado o Superior, se le quita el vaso con la mano derecha, aunque esté en el choro izquierdo y se truequen las manos.
  • Si en mesa de Ancianos hubiese tres religiosos, quitados los vasos a dos quita con con una mano el vaso del tercero y con la otra el vaso del Evangelistero o Novicio de la mesa de Novicios.

Conforme los que sirven acaban de quitar los vasos, se van poniendo junto a las mesas desnudas y cuando ya están todos en su sitio van hacia las mesas del Prelado y del Superior, llegan hasta la gradilla donde hacen la venia profunda y vuelven el rostro a su choro -el que va en medio vuelve el rostro al lado del choro donde está el Presidente. Cada uno toma su manto y bonete y salen del refectorio yendo al Capítulo a esperar a que salga la Comunidad –el que sirve de primero se lleva el cestillo de pan y lo coloca en la ventana. Cuando el religioso que cuida del refectorio también sirve no sale al Capítulo sino que se queda dentro del refectorio y se pone el manto colocándose junto al religioso más nuevo.

Bibliografía:

  • Regla de San Benito.
  • Formularios para hacer pruebas de los hábitos para las Órdenes de Alcántara, Calatrava y Santiago.
  • Definiciones de la Orden de Calatrava, año de 1652.
  • Copia de las escrituras de la Orden de Calatrava.
  • Las Institución, definiciones y actos capitulares de la ínclita caballería de la Orden de Calatrava (Toledo, 1552).
  • Ceremonial Monástico para los que siguen la Regla de San Benito, concedido por Pablo V.
  • Ceremonial cisterciense.
  • Descripción del sacro convento y castillo de Calatrava la Nueva, colección de Salazar y Castro. Biblioteca de la Real Academia de la Historia.

Deja un comentario