Como pedir más agua y pan y llamar al que sirve en el Sacro Convento

Sacro Convento de Calatrava La Nueva. Foto de José Antonio Alcázar.
Sacro Convento de Calatrava La Nueva. Foto de José Antonio Alcázar.

El Prelado o el Presidente del refectorio pueden llamar al que sirve danto un golpe en la mesa, haciéndole una seña con la cabeza o diciéndole lo que quiere cuando le va a poner o quitar algún plato o vaso. También puede compartir su vianda con otros religiosos, llevándosela el que sirve. Si los comparte con dos religiosos da el primer plato al más antiguo y el segundo al menos antiguo, diciendo a cada uno que el Sr. Administrador o el Sr. Superior o el Sr. Presidente envía a Vuestra Merced esto –entonces él se quita el bonete y hace la venia con la cabeza al que se lo envía, en agradecimiento. Si es Superior o Anciano el que preside también se quita el bonete, en correspondencia, pero no se lo quita si es Prelado o Superior Presidente del Convento.

Es regla general que sólo el que preside en el refectorio tiene la facultad de poder enviar un plato a otro –por tanto, cuando está presente el Prelado el Superior no puede compartir nada con un particular ya que, estando el Prelado, el Superior no es más que un súbdito como los demás.

Cómo se ha de beber y pedir más pan y agua

Se bebe cogiendo el vaso con la mano derecha y poniendo la mano izquierda en su pie –esta ceremonia de beber con dos manos se observan en casi todas las Órdenes. El Prelado o Presidente debe preocuparse de que se ejecute así ya que es ley que comprende a todos.

Si un religioso de la misma mesa, el Prelado o el Superior Presidente está bebiendo quien va a beber debe esperar a que acabe. No es así si el que está bebiendo es de otra mesa.

Para pedir más agua se debe hacer una señal a cualquiera de los que sirven y señalando con el dedo índice el vaso –si es Prelado o Superior Presidente del refectorio se puede traer el agua en una jarra con plato o sin él. No se puede echar vino por segunda vez y el que preside el refectorio ve que alguien se está excediendo tomándolo podrá mandar a los que sirven que se lo quite, todo o parte, aunque sea Anciano, Caballero o Prior preso del Convento quien lo está tomando.

Si alguien quiere más pan se lo hace saber levantando el dedo índice de la mano derecha –si es Prelado puede decírselo, en voz baja, a quien le pone o quita los platos. El pan está en un cestillo que hay sobre el poyo que está junto a las mesas desnudas. En función de quien lo pida la ceremonia es diferente:

  1. Si el que lo pide es el Prelado o Superior Presidente del refectorio: el que sirve llevará un plato con cuatro a seis panecillos para que tome los que le parece. El que sirve devuelve al cestillo los panecillos que han sobrado en el plato.
  2. Si el que solicita el pan es otro religioso distinto a los anteriores: no se lleva el pan en un plato sino que toma el que sirve, con la mano izquierda, el cestillo o canastillo del pan y con la mano derecha saca con un plato algunos panecillos, comenzando a repartir por el más antiguo de los que lo han pedido, sin pasar de un lado a otro, sino dando pan a todos los de un choro que lo han pedido y luego, sin volver las espaldas, ir a las mesas desnudas y pasar al otro choro para volver a repartir el pan por el religioso más antiguo.

Bibliografía:

  • Regla de San Benito.
  • Formularios para hacer pruebas de los hábitos para las Órdenes de Alcántara, Calatrava y Santiago.
  • Definiciones de la Orden de Calatrava, año de 1652.
  • Copia de las escrituras de la Orden de Calatrava.
  • Las Institución, definiciones y actos capitulares de la ínclita caballería de la Orden de Calatrava (Toledo, 1552).
  • Ceremonial Monástico para los que siguen la Regla de San Benito, concedido por Pablo V.
  • Ceremonial cisterciense.
  • Descripción del sacro convento y castillo de Calatrava la Nueva, colección de Salazar y Castro. Biblioteca de la Real Academia de la Historia.

Deja un comentario