Del refectorio a la Iglesia del Sacro Convento

La Iglesia del Sacro Convento de Calatrava la Nueva. Cuadro de Natalia Zhylitska
La Iglesia del Sacro Convento de Calatrava la Nueva. Acuarela realizada por Natalia Zhylitska.

La Comunidad se dirige, por el Claustro y por el lado del Capítulo, a la iglesia quitándose, todos, los bonetes cuando pasan por la imagen del Santísimo Cristo que está por el paso. Al llegar a la pila de agua bendita, el Anciano más antiguo coge el hisopo y le esparce agua bendita al Prelado o Superior Presidente, haciéndole venia antes y después, y quien la recibe se quita el bonete. Los demás religiosos han ido tomando el agua bendita conforme han ido entrando a la Iglesia. La forma de dar el agua bendita es mojar el hisopo en el agua y haciendo como que se va a besar se le ofrece al Prelado el cual llega con los dedos a la parte del hisopo que está mojada y se persigna con ellos.

Llegando a la reja de la Capilla Mayor, los religiosos que han estado en el lado derecho del refectorio van haciendo genuflexión en medio de la Capilla Mayor y, comenzando por el religioso más nuevo, van entrando a las sillas altas del choro de San Bernardo siendo el último que entra el Superior. Los religiosos colocados en el lado izquierdo del refectorio entran comenzando por el más nuevo a las sillas altas del choro de San Benito y el último en entrar es el Prelado y hacen la genuflexión al altar mayor en la primera silla alta, como los del otro choro que atravesaron la Capilla Mayor e hicieron la genuflexión en medio de ella. El lugar que les corresponde es la siguiente:

CHORO DE SAN BENITO

  • El Prelado ocupa la primera silla del choro de San Benito y la segunda silla se queda sin ocupar porque se guarda al Prelado.
  • La tercera silla es para el Cuarto Anciano más antiguo.
  • En la cuarta silla se pone otro Cuarto Anciano o Anciano y si no hay se queda sin ocupar y en la siguiente, la quinta, se pone el Evangelistero.
  • En la sexta se pone otro Evangelistero y si no hay un Epistolero y si no hay se queda vacía porque el que no tiene dos años de hábito le guarda la silla al Evangelistero –que tiene cuatro años cumplidos- y el Epistolero guarda la silla a cualquier Anciano. El Evangelistero le guarda al Cuarto Anciano y cualquier Anciano que no sea Cuarto Anciano al Superior. El cuarto Anciano al Prelado pero no al Superior, salvo que sea Presidente del Convento Seda Vacante.

CHORO DE SAN BERNARDO

  • La primera silla del Altar Mayor queda vacía.
  • La segunda silla la ocupa el Superior –haya sido o no Presidente.
  • La tercera el Cuarto Anciano más antiguo del choro.
  • En la cuarta silla otro Cuarto Anciano (que hay dos por cada choro) y si está ausente se pone otro Anciano cualquiera.
  • En la quinta silla un Evangelistero.
  • En la sexta un Epistolero.
  • En la séptima el que no tiene dos años de hábito.

En la colocación anterior se ha de tener en cuenta la antigüedad. Si se dice que el Evangelistero se coloca en la quinta silla se ha de entender que no puede ascender de la quinta pero bien puede estar en otra inferior –por ejemplo si  hubiese dos Cuartos Ancianos y tres Ancianos.

En las sillas, sin bajarlas, están todos en esta posición para sentarse y el Prelado, el Superior y los Ancianos tienen puestos los bonetes hasta el Gloria Patri que es cuando se descubren y se colocan todos en los choros de pie y cara a cara hasta que el sacerdote reza la oración Retribuere dignare que es entonces cuando vuelven todos su rostro al Altar Mayor y el sacerdote que hace las gracias, algo fuera de su silla, dice el dominus det nobis suam pacem [Señor, danos la paz] a lo que todos responden Amén.

Tanto el Prelado como los demás hacen una genuflexión al Altar Mayor y, consecutivamente, el Prelado hace una inclinación al Superior y a la Comunidad y estos una venia profunda a él. Y luego el Superior al Cuarto Anciano y éste a aquel –se hacen venia uno a otro bajando la cabeza según su antigüedad. Aunque esta ceremonia parece larga al narrarla no lo es al ejecutarla porque se hace muy brevemente. A la hora de salir de la Iglesia, el Prelado, Superior y Ancianos lo hacen por las sillas altas –por donde entraron- y los Evangelisteros  y demás religiosos por la puertezuela por donde entran y salen al choro.

Bibliografía:

  • Regla de San Benito.
  • Formularios para hacer pruebas de los hábitos para las Órdenes de Alcántara, Calatrava y Santiago.
  • Definiciones de la Orden de Calatrava, año de 1652.
  • Copia de las escrituras de la Orden de Calatrava.
  • Las Institución, definiciones y actos capitulares de la ínclita caballería de la Orden de Calatrava (Toledo, 1552).
  • Ceremonial Monástico para los que siguen la Regla de San Benito, concedido por Pablo V.
  • Ceremonial cisterciense.
  • Descripción del sacro convento y castillo de Calatrava la Nueva, colección de Salazar y Castro. Biblioteca de la Real Academia de la Historia.

Deja un comentario