El prior de Calatrava (V): Comienza el asedio

Parte recibido en el Ministerio de la Gobernación de la Península.

Empezaba a amanecer. El recinto donde los nacionales se hallaban guarecidos estaba rodeado de cuatro mil hombres contra poco más de ciento que serían los sitiados; pero no se intimidaron estos, y unos y otros dieron principio al fuego sostenido por ambas partes con tesón. ¿Pero a qué esta inútil contienda? Los nacionales se batían en propia defensa; se concibe Seguir leyendo El prior de Calatrava (V): Comienza el asedio