Inauguración de la residencia de ancianos “Santa Isabel”

Recibimiento a Carmen Polo de Franco por el Sr. Rico de Sanz y la multitud (foto de Cañadas).
Recibimiento a Carmen Polo de Franco por el Sr. Rico de Sanz y la multitud (foto de Cañadas publicada en el Diario Lanza).

Este pueblo manchego [Calzada de Calatrava] vivió el miércoles una jornada emocionante con motivo de la inauguración, por la esposa del Jefe del Estado, de una residencia para ancianos que ha donado, a la fundación de su nombre, el ilustre calzadeño don Antonio Rodríguez Docampo.

La esposa del Caudillo, que llegó acompañada de la señora del ministro de la Gobernación, don Camilo Alonso Vega, fue recibida por los gobernadores civil y militar, el Prelado de la  Diócesis, Dr. Hervás, delegado nacional de Educación Física y Deportes, Sr. Elola, y otras autoridades provinciales y de la localidad, entre las que se encontraba el propio don Antonio Rodríguez Docampo. Asimismo, fue recibida por un inmenso gentío que hizo patente su afecto a doña Carmen Polo de Franco.

En el salón de actos del Ayuntamiento se hizo entrega a don Antonio Rodríguez Docampo de una placa en la que se le nombra hijo predilecto de Calzada de Calatrava.

A las doce, en la antigua calle de los Frailes, se descubrió una lápida que da el nombre de Antonio Rodríguez a la citada calle. El acto fue presenciado por una multitud que testimonió al ilustre calzadeño su afecto.

La comitiva se trasladó seguidamente, por la calle del Generalísimo, que se hallaba completamente engalanada y adornada con banderas nacionales y colgaduras, a la nueva residencia para ancianos “Santa Isabel”. Aquí se reprodujeron las muestras de simpatía hacia la esposa del Caudillo quien, tras el acto de bendición por el Prelado de la Diócesis, recorrió las instalaciones del nuevo hogar, acompañada siempre por las autoridades y por el Sr. Rodríguez Docampo.

La esposa del Jefe del Estado hizo grandes elogios de las instalaciones de la nueva residencia de ancianos, centro con el que se enriquece la ciudad machega gracias a la generosidad de este prócer calzadeño, al que el pueblo le hizo patente su cariño.

Doña Carmen Polo de Franco y su séquito fue obsequiada con un almuerzo en la misma residencia “Santa Isabel”. Después de la comida, la esposa del Caudillo y sus ilustres acompañantes emprendieron regreso a la capital de España, siendo despedida con las mismas muestras de afecto que a su llegada.

Fuente: Diario Lanza.

Deja un comentario