Ceremonias durante la cena cuando no es día de colación

Sacro Convento de Calatrava la Nueva. Foto de Ascensión Rosales Fernández.
Sacro Convento de Calatrava la Nueva. Foto de Ascensión Rosales Fernández.

Las ceremonias que se llevan a cabo durante la cena depende de si es o no un día de colación [si es o no día de ayuno]. Cuando no es día de colación se llevan a cabo las siguientes ceremonias:

  • Nunca entra a cenar el Prelado, por costumbre inmemorial.
  • El Superior sí cena y para ello viene alumbran su paje con una vela de un candelero. Al llegar a la puerta del refectorio se vuelve el criado.
  • El religioso que cuida del refectorio enciende una vela por cada mesa –la del Superior, la de los Ancianos y la de los Novicios- y otra en la ventana de la cocina. El Prelado puede mandar que también haya vela en su mesa particular.
  • El Lector de la Mesa debe de ser prevenido y tener una candela de cera para alumbrarse en la catedrilla.
  • En verano, como se cena temprano, se abren las vidrieras que dan al patio.

Si alguno entra tarde se debe postrar en la gradilla y pedir al presidente misericordia, como ya se ha dicho. En la cena no hay penitencia de ponerse en la gradilla ni en pan y agua en las mesas.

Las gracias se dan dentro del refectorio sin ir a la Iglesia y se hacen las demás ceremonias que ya se dijeron añadiéndose que cuando del que dijo la misa mayor echa la bendición y da las gracias dice Domine det nobis suam pacem [que el Señor nos conceda la paz] y toda la Comunidad responde Amén.

Los dos religiosos más nuevos de los que han cenado, uno de cada choro, cogen el candelero y vela de la mesa de Novicios y, cuando el Superior o Anciano Presidente va a salir, salen cuatro pasos delante de él alumbrándole hasta la puerta del refectorio, donde está el paje del Superior esperándole con una vela. Se quedan descubiertos y con las velas en las manos hasta que toda la Comunidad ha pasado por donde ellos están.

El religioso que cuida del refectorio y el Lector de la Mesa  nunca alumbran porque el primero no debe faltar de allí y el segundo no ha cenado si no es en el caso de que hubiera tan pocos religiosos que no hubiese sino ancianos.

Cuando en un choro hay Epistoleros y en el otro Evangelisteros se pasa un Epistolero cuando se dan las gracias se cambia un Epistolero al choro donde están los Evangelisteros para que no salga alumbrando el Evangelistero. Y si en un choro hubiese solamente Evangelisteros y en el otro sólo Ancianos se pasa un Evangelistero al choro de los Ancianos para que no sea un Anciano quien salga a alumbrar –se pasa mientras se dan las gracias.  Si sólo hay Ancianos en los dos choros los que saldrán a alumbrar serán el religioso que cuida del refectorio y el que ha leído. Si hubiera dudas cuál de los dos debe salir primero –ya que los dos están exentos- serán el que cuida del refectorio quien salga primero.

Bibliografía:

  • Regla de San Benito.
  • Formularios para hacer pruebas de los hábitos para las Órdenes de Alcántara, Calatrava y Santiago.
  • Definiciones de la Orden de Calatrava, año de 1652.
  • Copia de las escrituras de la Orden de Calatrava.
  • Las Institución, definiciones y actos capitulares de la ínclita caballería de la Orden de Calatrava (Toledo, 1552).
  • Ceremonial Monástico para los que siguen la Regla de San Benito, concedido por Pablo V.
  • Ceremonial cisterciense.
  • Descripción del sacro convento y castillo de Calatrava la Nueva, colección de Salazar y Castro. Biblioteca de la Real Academia de la Historia.

Deja un comentario